Archivo | abril, 2012

Cómo se realiza una velación y un funeral

25 Abr

Cómo se realiza una velación y un funeral

Una de las tradiciones que en los países hispanos especialmente es utilizada para honrar al fallecido y acompañar a sus dolientes es el velatorio y su posterior funeral.

El primero de ellos tiene como fin hacer presencia ante la pérdida de alguien relevante de una amigo o conocido, con el fin de reconfortarlo en su dolor.

Las velaciones según el país  pueden tener una duración de 24 a 28 horas en salas especiales, en la actualidad las diferentes empresas dedicadas al tema ofrecen las mejores garantías para que los deudos no tengan que ocuparse de nada. Estos mismos servicios incluyen, la preparación del difunto, el ataúd, las flores, la sala y hasta las bebidas para los visitantes.

En lugares de provincia, aún es utilizada la velación en la casa del difunto, lo que implica la máxima disposición de los deudos en atender los diferentes detalles y la atención de las visitas.

Ya en el salón de velación, se acostumbra a dar el pésame, la idea es que siempre los deudos estén acompañados, por lo que las visitas pueden durar incluso horas, hasta que llegue su relevo.

Horas más tarde, se realizan los actos fúnebres como tal, generalmente en estas culturas se acostumbra a realizar un oficio religioso en una iglesia, tras un cortejo fúnebre que es encabezado por el ataúd, los familiares y los acompañantes.

Ya en la iglesia, los más allegados cargan el ataúd que encabeza el rito, le sigue el mismo cortejo que lo antecede en la sala de velación. Allí es recibido por el sacerdote, quien en la ceremonia exalta los valores del fallecido y hay espacio para que uno de sus dolientes exprese palabras relacionadas con el desaparecido.

Por último el ataúd recibe la bendición de agua bendita y sale de la iglesia con el mismo cortejo fúnebre que lo antecedió rumbo al camposanto o al crematorio dispuesto.

Ya en el cementerio, los servicios fúnebres disponen de un sepulturero que se encarga de realizar su trabajo de disponer el terreno y colocar allí el ataúd con los restos mortales del fallecido.

Anuncios

Las víctimas latinoamericanas del Titanic

18 Abr

Las víctimas latinoamericanas del Titanic

A pocos días de conmemorarse la tragedia del RMS Titanic, el 14 de abril de 1912, se hacen diferentes homenajes a la memoria de los 9 latinoamericanos que viajaban en el transatlántico, el cual chocó contra un iceberg a las 23:40 horas. Tan sólo 2 de ellos lograron salvar sus vidas.

Como se recuerda el Titanic colisionó cuando realizaba un viaje por el Océano Atlántico, al tomar la ruta más peligrosa y septentrional, con el fin de llegar a tiempo y así demostrar su “invencibilidad”.

Las víctimas latinomericanas fueron el argentino Edgardo Andrew de 17 años, quien cedió su chaleco salvavidas a Winnie Trout, al ver su desesperación cuando el barco hacia agua, su cuerpo nunca fue encontrado

Otro acto de valentía fue el del diputado mexicano Manuel Uruchurtu, al dar su lugar en un bote salvavidas a la inglesa Elizabeth Ramell.

También se sabe de 2 chilenos que aparecieron en la lista oficial de pasajeros, sus nombres desaparecieron junto a sus registros y sus cuerpos.

Se conoce de 3 uruguayos: Francisco Carrau Rovira de 28 años, José Pedro Carrau de 17 años y Ramón Artagavevtia, fallecidos en la tragedia.

También hubo sobrevivientes

Entre los sobrevivientes se cuentan la argentina Violeta Jessop, una verdadera superviviente de otras tragedias acuáticas. En 1911 estuvo en el naufragio del vapor Hawyke y en 1916 sobrevivió al hundimiento del Britanic.

Por último, se cita al cubano Servando José Florentino Ovies, quien pudo salvar su vida de las aguas heladas del Atlántico.

Al final, fueron 1500 víctimas mortales del naufragio del Titanic incluidas la tripulación, el capitán Edward Smith y los ocho músicos que tocaron hasta el final acordes musicales en cubierta.

Colombia recordó a sus muertos durante secuestros

11 Abr

Colombia recordó a sus muertos durante el secuestro

En medio del júbilo que los colombianos expresaron el pasado lunes 2 de abril, por la liberación de 10 miembros de las fuerzas militares y la Policía tras su  secuestro por más de 13 años por parte del grupo terrorista Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, hubo espacio para el homenaje a las decenas de secuestrados que murieron en cautiverio, muchos sin haber sido reportados por sus captores.

Estos colombianos defensores de las instituciones ya se convirtieron en héroes y sus historias dramáticas fueron recordadas en los medios de comunicación aquel día. El júbilo por la liberación se mezcló con la indignación por los fallecidos y los que aún se encuentran cautivos en el segundo país con mayor índice de secuestros en el mundo.

Fueron recordados entre otros: del ataque a la estación de Policía de Mitú en el Vaupés sur del país ocurrido en 1998, Luis Peña, quien duró secuestrado 13 años hasta que fue asesinado por sus captores y Julián Ernesto Guevara murió en 2004 por una enfermedad sin atención médica.

José Libio Martínez, un militar secuestrado tras una toma guerrillera en el cerro de Patascoy al sur del país, en 2007 fue muerto tras un tiro de gracia.

También llegaron a la memoria los 12 diputados del departamento del Valle secuestrados en 2002 y asesinados a sangre fría en 2007 por sus captores.

Argentinos recordaron a los héroes de la Guerra de las Malvinas

4 Abr

Argentinos recordaron a los héroes de la Guerra de las MalvinasUn sinnúmero de homenajes se realizaron el pasado lunes 2 de abril a lo largo y ancho de la república Argentina en conmemoración de los héroes fallecidos en la histórica Guerra de Las Malvinas, ocurrida hace 30 años y en la que las tropas de la Gran Bretaña se alzaron con el triunfo.

Todos y cada uno de los 649 militares fallecidos en combate, fueron recordados en diversas ceremonias, entre la que se destacó la que se efectuó en Ushuaia y a la que asistió la presidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner.

La presidenta en medio de las palabras de homenaje a los héroes caídos hizo un llamado al diálogo de paz con la Gran Bretaña e hizo un llamado a Organismos Internacionales como la Cruz Roja Internacional, para que ayude a identificar plenamente a los cuerpos que aún hoy en día permanecen sin nombre.

Otra de las ceremonias que se destacó fue la realizada en Mar del Plata, en la que actuó el tenor Darío Volonte, quien interpretó el Requiem op 5 acompañado por la Orquesta Sinfónica Nacional, esta ceremonia fue una de las más concurridas el pasado lunes.

 

A %d blogueros les gusta esto: